Lifestyle

La carie dental en deportistas

Por: Dra. María Gabriela Gil

La práctica deportiva y la salud bucal están muy relacionadas; no solo por los traumatismos dentales (golpes y caídas), motivos muy frecuentes para acudir a la clínica dental, si no también por el mayor riesgo de sufrir caries por las implicaciones que conlleva esta práctica, así como tensión muscular, alteraciones de la articulación temporo-mandibular (ATM), procesos inflamatorios, entre otros.

Pero ¿por qué las personas que practican deporte tienen más riesgo de caries? Se ha demostrado mediante estudios que existen múltiples factores propios de los deportistas que pueden afectar a la aparición de caries:

  • La alimentación
  • La respiración bucal
  • La deshidratación
  • El estrés

La alimentación

Determinados deportistas requieren de una dieta rica en hidratos de carbono, lo cual, como tal, no representa un riesgo a padecer caries, pero al no tomar las medidas de higiene oral de forma estricta y en los tiempos indicados, aumenta el riesgo del mismo, ya que existe una interacción directa entre hidratos de carbono + microorganismos + huésped + tiempo. Las bacterias metabolizan los hidratos de carbono de la dieta y los transforman en ácidos que atacan al esmalte de los dientes y con el tiempo y sin una adecuada higiene bucal provocan la caries.

El consumo de bebidas y geles isotónicos: aunque al día de hoy se producen mayor cantidad de productos deportivos libres de azúcar, continua la ingesta de una gran variedad de bebidas energizantes durante y posterior a la práctica deportiva, las cuales, suelen tener un elevado contenido en hidratos de carbono; además, estudios demuestran que son altamente ácidas, lo cual podría a su vez generar hipersensibilidad dental por erosión del esmalte.

La respiración bucal

Durante el ejercicio, la respiración aumenta para permitir que haya más oxígeno en el organismo y así, de esta manera incrementar la producción de energía indispensable para abastecer la demanda a la actividad física que estemos realizando; siendo frecuente tener una mayor respiración bucal, lo que provoca que pueda resecarse la boca y aparezca la xerostomía que es la sensación de sequedad bucal y suele estar asociada a una disminución de saliva, la cual actúa en la prevención de la caries por neutralizar el pH ácido que aparece tras las comidas, previniendo así la disolución del esmalte; la saliva también interfiere en la remineralización del esmalte por estar compuesta de iones de calcio, fosfato y flúor; además regula la acumulación de bacterias en la cavidad bucal, responsables de la aparición de caries u otras enfermedades.

La deshidratación

Deshidratarse provoca una disminución del flujo salival que implica la pérdida de las propiedades protectoras de la saliva y, por tanto, un mayor daño por la metabolización de los hidratos de carbono y por la erosión dental tras el consumo de bebidas o geles ácidos.

El estrés

Cuando practicamos ejercicio, aumentamos la producción de hormonas tales como la endorfina que es uno de los neurotransmisores naturales que nos hacen sentir felices y por tanto, combatir el estrés. Sin embargo, muchos deportistas de élite están sometidos a altas cargas de estrés y en consecuencia el organismo se resiente, manifestándose de diferentes maneras, una de ellas ocurre en la cavidad bucal, ya que aparece la xerostomía y el bruxismo, conocida también como la enfermedad silenciosa que consiste en apretar de forma inconsciente la mandíbula y rechinar los dientes, produciéndose un desgaste del esmalte que puede favorecer la aparición de sensibilidad dental y caries, además de dolor.

Por otro lado, los deportistas acuáticos tienen mayor riesgo a padecer de erosión del esmalte, ya que mantienen contacto continuo con aguas de alto contenido en cloro, provocando hipersensibilidad dental y favoreciendo la aparición de caries.


¿Cómo afectan los problemas de salud bucal al rendimiento deportivo en los deportistas de alto rendimiento? Puede estar provocado por dolor; incremento de procesos inflamatorios e infecciones que afectan al organismo; tensión muscular (músculos de cara y cuello), alteraciones posturales, así como también, a nivel psicológico-emocional, por la disminución de la confianza y por tanto de la socialización.

¿Cómo prevenir la aparición de alteraciones bucales en personas que practican deporte?

  • Mediante buenos hábitos de higiene bucal.
  • Cepillado dental al menos tres veces al día o tras las comidas.
  • Uso de seda/hilo dental.
  • Uso de colutorio.
  • Uso de pastas dentífricas que contengan flúor.
  • Uso de aparatología en caso de bruxismo (férula de descarga) siempre y cuando su dentista lo indique.
  • Medidas nutricionales: reduciendo la frecuencia de ingesta de carbohidratos y limitar el consumo de bebidas isotónicas/energéticas.
  • Hidratación: Beber abundante agua previo, durante y después a la práctica deportiva.

¡No olvides visitar a tu dentista de forma periódica, te brindará la atención que necesites y los mejores consejos para ayudarte a cuidar tu salud bucal y así poder mantener una sonrisa saludable!

3 thoughts on “La carie dental en deportistas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *